Región es la segunda a nivel nacional con mayor cantidad de armas inscritas activas

El Mercurio de Valparaíso, 7 de junio 2022

SEGURIDAD. Experto en seguridad plantea que prohibición total de armas en manos de civiles anunciada por el Presidente Boric está mal enfocada, mientras parlamentarios y alcaldes oficialistas y de oposición tienen visiones contrapuestas.

Según datos de la Dirección General de Movilización Nacional, a abril de 20221a Región de Valparaíso es la segunda a nivel nacional con más armas inscritas activas. De un total de 765.817 en el país, la región tiene 89.802, lo que representa un 11,73% del total nacional, bastante lejos de la tercera, que es la Región del Biobío, con 57.847 armas inscritas activas (7.55%). En su Cuenta Pública, el Presidente Gabriel Boric solicitó al Congreso “todo el apoyo para aprobar una ley que nos permita avanzar hacia la prohibición total de tenencia de amas y que al mismo tiempo fortalezca la institucionalidad a cargo de la fiscalización”. Uno de los primeros en salir al paso de ese anuncio fue el diputado Gaspar Rivas (PdG), quien se preparaba para presentar anoche o a más tardar hoy una moción parlamentaria con un proyecto en contrario, pues a su juicio, el anuncio presidencial es “totalmente equivocado y errado, puesto que parte desarmando ala población civil en vez de desarenar a los delincuentes”.

“BASADA EN UNA FALACIA”
En su opinión, “la medida del Gobierno está basada en la falacia de que los delincuentes se abastecen de armas robándoselas a los propietarios que las tienen inscritas, guardadas en sus casas. Eso es totalmente falso, los delincuentes se abastecen principalmente a través del mercado negro y a través de las armas hechizas o armas de fogueo modificadas para poder disparar munición”. En esa línea, el diputado Andrés Longton, miembro de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara Baja, sostuvo que el Presidente Boric “pone el foco de manera equivocada, en vez de ponerlo en el crimen organizado, en el narcotráfico, en el terrorismo, que son quienes manejan la mayor cantidad de armas y precisamente no las compran en el mercado legal ni en la armería de la esquina, sino que utilizan armamento de guerra que pasan a través de las fronteras, o bien armas hechizas, adaptadas o que consiguen por contrabando”. En ese contexto, el legislador lamentó que “en vez de atacarlos a ellos y desarmar a los delincuentes, pretende poner la carreta por delante de los bueyes y no permitir que la gente pacífica y honesta que quiere resguardar a su familia pueda usar un arma en legítima defensa”. A su juicio, “la vía tiene que ser fiscalizar que las personas que adquieren un arma sean las idóneas para aquello, y por otro lado, quitarle el armamento al crimen organizado”.

ESTADÍSTICAS DISÍMILES
El diputado Tomás de Rementería (PS), dijo estar “totalmente de acuerdo con el proyecto del Presidente Boric, de llegara prohibir las aneasen manos de particulares para fines de defensa, eso como primer punto, acá las armas para deporte no se van a prohibir. Primero hay que ver una sola estadística y es cosa de ver las noticias: la cantidad de delitos que se cometen con armas que estuvieron alguna vez inscritas son prácticamente la mayoría, a diferencia de la cantidad de veces que vemos que un delito se repele con un arma inscrita, que es casi un hecho anecdótico”. Por otra parte, el parlamentario planteó que “los datos hall mostrado que la existencia de muchas armas inscritas aumenta la posibilidad de que haya suicidios, aumenta la posibilidad de que la policía tiene que usar sus armas para repeler hechos de amas, entonces lo tenemos que reducir, sin perjuicio de que también hay que combatir las armas ilegales, y en eso estamos trabajando”.

Para el alcalde de Zapallar, Gustavo Alessandri, presidente de la Asociación de Municipalidades Chilenas (AMUCH), “este es un anuncio que requiere control de extemalidades negativas como la proliferación del mercado negro de armas. Al tratarse de iniciativas a mediano o largo plazo, esperamos que por ahora el Gobierno focalice los esfuerzos en que se cumplan las exigencias para inscribir armas, aumentar la fiscalización y reforzar el control de fronteras y Aduanas”. En tanto, el alcalde de Concón, Freddy Ramírez, sostuvo que “claramente el uso de atinas de fuego siempre puede traer consecuencias muy negativas si es que no se hace de manera profesional, y por lo mismo, como municipio estamos totalmente de acuerdo con el Presidente Gabriel Boric, pues no creemos que la solución a los temas vinculados con la delincuencia sea la autodefensa a partir dela adquisición de armas de fuego. Ese no es el camino a seguir; y más bien w debe ejecutar un trabajo mancomunado nado entre el gobierno, la seguridad pública municipal y las comunidades, pero siempre enfocándose en la prevención”.

A su vez, el alcalde de Lima-che, Daniel Morales (RN), planteó que “claramente, toda la sociedad quiere vivir en un mundo libre de aneas y libre de cualquier riesgo que genere algún tipo de inseguridad, sin embargo, creo que antes de hablar de limitar los permisos o restringir la utilización de aneas incluso a las personas que están en condición de legalidad en su tenencia, aquí debiéramos enfocarnos directamente en eliminar aquellas armas que se encuentran de manera irregular en tenencia de algunas personas. Eso es lo que hoy &genera inseguridad y es lo que lleva a que haya otras personas que las ponen de manera legal. Si partimos sancionando y limitando el uso legal de las armas estamos en el mundo al revés”. Por su parte, la alcaldesa de Quilpué, Valeria Melipillán (CS), considera que “el anuncio del Presidente Gabriel Boric es acertado, llevamos muchos años con una ley que regula, supuestamente, la tenencia de armas, pero esa ley no ha contribuido a disminuir esta sensación de inseguridad que tenemos, sino que al contrario, lamentablemente, la poca fiscalización y la poca regulación ha contribuido a que las armas terminen en manos de delincuentes”. En tanto, la alcaldesa de Villa Alemana, Javiera Toledo, planteó que “junto a toda medida que se adopte en seguridad, debe considerarse el apuntara generar también transformaciones culturales”.

EE.UU. Y FUERZAS ARMADAS
A su vez, el senador Juan Ignacio Latorre (RD) manifestó su apoyo al anuncio que hizo el Presidente Boric, pues a su juicio “hay demasiada evidencia internacional, basta ver lo que ocurre en Estados Unidos con la facilidad con la cual las personas adquieren armas y termina eso en tragedia, en matanzas en colegios, universidades y barrios”. Por otro lado, Latorre espera “una preocupación especial por las armas que se pierden desde las instituciones como Carabineros o el Ejército, que van a parar al crimen organizado como el narcotráfico, hay bastantes denuncias y reportajes sobre cómo en los últimos años puede haber focos de corrupción, y en eso debe haber un control mucho más efectivo, sanciones mucho más estrictas que den señales de que no sea tan fácil o permisivo que estas armas de las instituciones que tienen que tener el monopolio terminen en manos civiles o en manos de grupos organizados para cometer delitos”.

EXPERTO: “ES INAPROPIADO”
En opinión del experto en seguridad Pedro Valdivia, excoronel de Carabineros y asesor de varias municipalidades en esta materia, el anuncio de Boric “es inapropiado porque si bien es cierto, como título suena bastante bien el desarme, ese desarme en términos prácticos va a ser solamente para la civilidad que ya cumplió una serie de requisitos que son bastante exigentes”. El experto puntualizó que “eso es lo que cumplen las más de 750 mil personas que tienen inscritas sus armas. El problema es que los otros casi un millón que se estima que tienen armas ilegales, ya sea de contrabando o hechizas, no son controladas, por lo tanto, la ley en términos prácticos no va a tener muchos resultados palpables, al contrario, puede hacer crecer el mercado negro”.

A su juicio, “lo que hay que hacer, y que le he escuchado a un par de personeros de Gobierno, es intensificar la fiscalización en los barrios, en las poblaciones, intensificar los controles de identidad, pues es en ese tipo de circunstancias donde uno realmente podría detectar el porte ilegal de armas, que es lo más grave”. Otro aspecto que Valdivia considera clave es “endurecer las sanciones para el pone de armas, porque de las más de 750 mil personas que las tienen debidamente inscritas, la gran mayoría difícilmente las va a portar en forma ilegal. En cambio el delincuente, si bien sabe que es ilegal, también sabe que la pena por el porte ilegal es baja y es un costo que puede asumir, entonces si la pena por el porte ilegal fuera bastante fuerte, las cosas serían distintas”.