Convencionales y autoridades insisten en transición progresiva a nuevo sistema político

El Mercurio de Valparaíso, 4 de junio 2022

CONVENCIÓN. Esperan que traspié de la comisión permita respetar el periodo parlamentario y reducir quorum de 2/3.

La Convención Constitucional está en su etapa decisiva, con un pleno que viene de rechazar una parte importante de las iniciativas propuestas por la Comisión de Normas Transitorias, entre las que estaba la idea de poner fin al Senado en 2026, el quorum de dos tercios para que el Congreso Nacional pueda realizar reformas constitucionales o la puesta en marcha inmediata del limite de edad al ejercicio de los jueces. Este traspié de la Comisión de Normas Transitorias es, para algunos, una oportunidad para redefinir una transición al nuevo texto más progresiva y mediada.

En el caso de la discusión por el fin del actual Poder Legislativo, hay convencionales, como Fuad Chahin (DC), que creen que si se rechazó la propuesta de que se acabe en 2026, “es porque no se puede cercenar el periodo parlamentario, dado que hay que respetar a quienes fueron elegidos democráticamente”.

A su juicio, hay entre algunos de sus compañeros “un ánimo bastante voluntarista de intentar que la implementación del nuevo texto constitucional se haga a tontas y a locas, sin la necesaria gradualidad y el tiempo como para poder implementar las nuevas instituciones”. En cuanto al quorunz de los dos tercios, sostuvo que “era algo insostenible” y si lo rechazó fue “porque pretendía dejar el texto constitucional sin cambios durante un largo periodo, lo que nos parece algo absolutamente antidemocrático”. Ahora, Chahin está a la espera del texto final que, pide, no tenga mecanismos que impidan y limiten las reformas constitucionales.

Por su parte, la senadora PS por la región, Isabel Allende, aseguró que siempre fue “de la opinión de que era una mala estrategia plantear un quorum supramayoritario en los transitorios, buscando crear cerrojos para la actual legislatura”. Sin embargo, cree que los convencionales se dieron cuenta del error, ya que incluso algunos de los “que impulsaron esta idea terminaron votando en contra en el pleno”. Considera que “el camino va por establecer los quorums respectivos en el articulado permanente”, donde espera que la Comisión de Armonización pueda lograrlo.

“QUÓRUM EXAGERADO”

Para el convencional y presidente regional de Renovación Nacional, Raúl Celis, lo que se establezca en materia de reforma constitucional será decisivo para que un sector importante de la sociedad, del centro a la centroizquierda, esté a favor o en contra de la nueva Constitución. Es una norma, a su juicio, “clave para una centroizquierda que rechaza este quorum exagerado que le impide al actual Parlamento reformar la nueva Constitución”.

Está convencido de que “el actual Parlamento debe ser capaz de reformar el texto en las mismas condiciones que se establecen en las disposiciones permanentes”. Es decir; mayoría simple en algunas materias y en otras, las más importantes, dos tercios, con referéndum si eso no se logra.

TRANSICIÓN EN JUSTICIA

Otra preocupación de Celis en cuanto a la transición está dada por “los problemas con el Poder judicial, que se podría quedar, en lo inmediato, sin 100 jueces por los límites de edad”. Sobre ese tema, el convencional de RN Ruggero Cozzi piensa que “hace falta incluir una norma transitoria, pues de lo contrario cesarán inmediatamente en sus cargos cientos de jueces en ejercicio. (…) Espero que esto se corrija”.

La senadora Isabel Allende también insistió en que se “deben respetar los periodos que tienen al asumir en sus magistraturas correspondientes”. Además, planteó “que hay un déficit de jueces, por lo cual una reforma en ese sentido no puede ser brusca”.

“SERIOS RIESGOS”

El convencional por el Distrito 6 del Colectivo del Apruebo, Miguel Ángel Botto, valoró los cambios que se han generado, “pero eso no obliga a implementarlos de inmediato, menos cuando existen serios riesgos”. En el caso del Poder Judicial, está seguro que una transición brusca “dejará vacíos de tiempo que pueden perjudicar a la sociedad en cuanto a la aplicación de justicia”.

Sobre el término del Senado, le parece conveniente “respetar la voluntad ciudadana y que duren ochos años y que el año 2026 pasen a ser parte de la Cámara de las Regiones por los años que les faltan”. Su proyección para lo que viene es que “sí habrá voluntad política para solucionar este tema y en eso se trabajará durante el fin de semana”.

SENADO NO CONTINUARÁ

Como el debate constitucional acordó el fin del Senado, la lectura de la convencional de la Coordinadora Plurinacional, Tania Madiiaga, es que se quiem extender “la vida de un organismo que ya sabemos no continuará”. Estas son, bajo su mirada, “acciones desesperadas de la clase política por seguir extendiendo la vida de un espacio que no es una instancia territorial, que no entrega su capacidad política a favor de los territorios y que va en contra de lo mandatado por las comunidades”.

Sobre la discusión del quorum, Madriaga precisó que tanto el actual como el nuevo texto constitucional consideran este quorum en sus artículos sobre reforma constitucional. “Además, es el quorum con el que funcionó la Convención”, insistió. Es decir, su análisis es que “este quorum no lo estamos proponiendo desde el aire ni son ideas nuevas”. Al contrario, planteó que lo importante es que “mientras no se renueven las instituciones, no se pongan en práctica nuevos quorunis”

“Quieren mantener el bicameralismo”
Sobre el debate en torno a las normas transitorias. el senador Juan Ignacio Latorre (RD) aseguró que hay sectores que “quieren mantener lo más posible el bicameralismo y las atribuciones del Senado y, por tanto. buscan una nueva oportunidad de darle más atribuciones y que continúe por más tiempo”. Aun así, está seguro que “eso no tiene tanto apoyo y. por tanto. hay que buscar una implementación gradual del sistema político, buscando un consenso mayoritario de dos tercios”.