“Es preferible pagar un costo si esto implica una pérdida de apoyo popular transitoria en las encuestas”

El Mercurio de Valparaíso, 24 de abril 2022

Como “vertiginoso” califica el senador Juan Ignacio Latorre (RD) el mes y medio que lleva el Gobierno de Gabriel Boric, periodo en que destaca el suscribir el acuerdo de Escazú, consecuente con lo que se prometió en campaña, y el programa de recuperación económica inclusiva, que contempla 3.700 millones de dólares.

Asimismo, resalta que “se está avanzando ya en la etapa final de negociación con la CUT, por un salario mínimo que va a llegar a los 400 mil pesos este año, lo que es un aumento significativo como no habíamos visto hace varios gobiernos, de entrada, y además va a tener otros elementos vinculados a seguridad o protección del trabajo, seguro de desempleo. En cuanto a la canasta básica de alimentos, también se están buscando mecanismos de protección en una negociación con la CUT, lo que será anunciado, probablemente, la próxima semana”.

“SUFRIMOS UNA DERROTA”

– ¿Hay decepción en el oficialismo por el rechazo a su proyecto de quinto retiro?

– Hay que hacer una evaluación de lo que ocurrió con ese tema, ahí hay que sacar lecciones en términos del trabajo prelegislativo, del apoyo de bancadas que no son parte del Gobierno pero donde se podría tener apoyos, por ejemplo, en la DC hubo solo un voto a favor, de Undurraga; el Partido de la Gente votó en contra; RN, con el que se estaba en conversaciones con varios diputados que estaban en reflexión, finalmente solo hubo tres apoyos, y ahí destaco al diputado Celis, que es de la región, pero bueno, no alcanzaron los votos, y también algunos oficialistas, digamos, independientes o que son parte de las bancadas oficialistas, tampoco respaldaron con mucha fuerza el proyecto. Entonces ahí, claro, sufrimos una derrota de la que habrá que sacar lecciones, pero sobre todo, la lectura que hago yo es que muchas bancadas prefirieron hacer un gallito con el Gobierno, propiciarle una derrota, y no poner en el centro de las preocupaciones las necesidades y el endeudamiento de las familias. Todo esto fue muy vertiginoso en este mes y medio y ya pasó, ahora creemos que hay que dar vuelta la página de los retiros, ya pasó la política de los retiros y hay que pasar a las reformas estructurales, de las cuales las prioritarias en el corto plazo van a ser: reforma tributaria donde haya justicia social, es decir, los que más tienen contribuyen al bien común, que sea sostenible y gradual; y por otro lado la reforma al sistema de pensiones.

– ¿Los altos precios son solo producto de la inflación debido a los retiros o hay colusión o especulación también? Porque en Argentina un aceite de la misma marca que acá, cuesta dos mil pesos menos, y allá hay más inflación…

– Sin duda alguna. Primero, hay cifras macroeconómicas del Banco Central de la inflación y sus impactos, por distintas variables, está la variable internacional, está la variable interna de cuánto han aportado los retiros anteriores recalentando la economía. Pero además de eso, sabemos que ha habido un comportamiento lamentable de algunos sectores empresariales que se han aprovechado históricamente de especular, de coludirse, de sacar una ventaja inescrupulosa, poco responsable desde el punto de vista de la ética social en un momento donde muchísimas familias lo están pasando muy mal, y vemos que se aumenta el precio de la canasta básica. Entonces, están esos elementos y ahí entramos en el terreno de la regulación del mercado, del rol combatiente que debe tener la Fiscalía Nacional Económica en sancionar adecuadamente, o sea, no con clases de ética si se comprueba que hay colusión en el aceite, en el gas, etc.

– ¿Qué rol cumple el Gobierno en esta materia?

– Hay una batería de propuestas que está trabajando el Ministerio de Economía, justamente para frenar los abusos. El Gobierno no se puede quedar solo en la fiscalización, sino que tiene que tomar medidas para limitar el aumento de precios de combustibles, por ejemplo, parafinas, una serie de insumos. Y además se está negociando con la CUT una protección de la canasta básica de alimentos para la población, no puedo dar mayores detalles porque están en pleno proceso de negociación, pero seguramente será anunciado la próxima semana junto con el salario mínimo.

“ERA UNA MALA POLÍTICA”

– Usted hablaba de dar vuelta la página de los retiros. Sin embargo, para la gente que esperaba este último no es tan fácil, queda en la retina. ¿Cree que esto pueda comprometer el apoyo con que entró el Gobierno?

– Nosotros entendemos que es una medida impopular oponerse a los retiros, es así, además hay una historia ya de tres retiros aprobados, donde tenemos ahí una autocrítica que hacer porque nosotros respaldamos esos retiros, el cuarto en plena campaña, y creo que es una mala práctica estar aprobando beneficios a la gente con lógica electoralista de corto plazo. Nosotros hoy día tenemos plena conciencia de que era una mala política pública, más en este momento, por el impacto económico. Entonces, ahí hay un costo que pagar, y desde el Presidente para abajo entienden que es preferible pagar un costo si esto implica una pérdida de apoyo popular transitoria en las encuestas, nos preocupa mucho más la salud de la economía, el control de la inflación y el poder poner el foco en nuestro programa de Gobierno, del cual los retiros no forman parte, y en esto se dijeron muchas mentiras que por redes sociales se replican, como que Gabriel Boric estaba traicionando su palabra, pero él votó a favor del cuarto retiro -que se rechazó en el Senado- y luego no hizo campaña con un quinto retiro ni en el programa de Gobierno estaban contemplados los retiros del fondo de pensiones.