San Antonio: Diputada Rojas visitó a Jordano Santander y exigió liberación de los presos de la revuelta

El Ciudadano, 22 de octubre 2021

A Santander se le acusó de homicidio frustrado y fue condenado a 7 años de cárcel sin más pruebas que los testimonios de la PDI, y sin un certificado médico que acredite el homicidio frustrado del que se le acusa, entre otras irregularidades.

Hasta la cárcel de San Antonio llegó este viernes la diputada Camila Rojas (Comunes) junto al senador Juan Ignacio Latorre (RD) y el concejal por la comuna José Ibarra, para visitar a Jordano Santander, quien fue detenido en el marco del estallido social y condenado a 7 años de cárcel.

“Queríamos saber su estado de salud y hemos venido una vez más a entregar nuestro apoyo, porque queremos la liberación de los presos de la revuelta” expresó Rojas en las afueras de la cárcel.

En ese sentido, la legisladora recalcó que “creemos que es justo y es necesario que aquellas personas que en el contexto de la movilización estuvieron luchando y tomaron ciertas acciones, no sean condenados y juzgados como en el caso de Jordano”, explicando que a Santander “se le acusa de homicidio frustrado cuando no hay más pruebas que los testimonios de la PDI”.

Por su parte, el senador Latorre también anunció que “se tomó la decisión de poner en tabla el indulto general para los presos de la revuelta para el martes 2 de noviembre”. El parlamentario también informó que “en el caso de Jordano hay una querella formal por tortura que todavía no ha avanzado”.

En tanto, el concejal José Ibarra manifestó su intención de que Jordano Santander sea liberado y de “solidarizar con él ya que yo también fui víctima de la represión y un montaje”, recalcando su respaldo y la tristeza ante la situación de Santander.

Finalmente, la pareja de Santander, Tania Parada, quien estuvo presente en la visita, reiteró algunas de las irregularidades de este caso, como el hecho de que haya sido condenado “sin pruebas, sin certificado médico que acredite el homicidio frustrado”, detalló. Escucha su testimonio a continuación: