Senado acuerda devolver a Comisión de Constitución el proyecto de Indulto a los “presos de la revuelta”

El Mercurio, 17 de septiembre 2021

Propuesta será tramitada en particular en Constitución, tras ser aprobada ahí en general, al igual que en DD.HH. y Seguridad.De manera extraordinaria por el feriado de viernes patrio, los comités parlamentarios del Senado se reunieron el martes pasado. En el encuentro se conformó la tabla de la próxima semana; además de acordar remitir a la comisión de Constitución el proyecto que busca conceder indulto a los denominados ‘presos de la revuelta’ o imputados por hechos en el contexto del 18-0.

La iniciativa se aprobó en general en las comisiones de Derechos Humanos, Seguridad y Constitución, desde donde fue despachada a Sala para quedar en estado de tabla. Así se leyó en la cuenta de la sesión del pasado 7 de septiembre, fecha en la que también se presentaron sus informes legislativos.

Ese mismo día, el senador de RD e impulsor del indulto, Juan Ignacio Latorre, preguntó a la mesa del Senado sobre la opción de avanzar con el proyecto ahora que estaba en estado de tabla. Para ese fin, Latorre solicitó ‘fijar una fecha próxima para poder abordar en Sala el debate de la idea en general de legislar. Es importante dar el debate político y de lo contrario, si no hubiese disposición pronto, que la Sala pueda autorizar la tramitación en particular en alguna de las tres comisiones y ahí presentar las indicaciones, porque hay varias senadoras y senadores que han presentado ideas de indicaciones para mejorar el proyecto y ese debate darlo en particular en alguna de las comisiones para avanzar en la tramitación y luego traer una propuesta a la Sala’.

En respuesta, la presidenta de la corporación, Ximena Rincón (DC), contestó que la propuesta se encontraba en el lugar 72 del listado de proyectos en estado de tabla. En la práctica, eso se traduce en que la iniciativa queda a la espera de avanzar para poder ser puesta en tabla y así ser votada; por el contrario, los proyectos que son tramitados con celeridad responden a que cuentan con urgencia legislativa colocada por el Ejecutivo, o bien los senadores así lo acordaron.

Consultada sobre el acuerdo de comités, la senadora Rincón explicó que la iniciativa ‘nunca ha estado en tabla para Sala porque entró en el lugar 72 de la tabla, y como tiene reparos por parte de los colegas y tal como está probablemente no lograba ser aprobado, el propio senador Latorre manifestó, como lo había hecho en otra oportunidad al igual que yo, que se discutiera en general y en particular en la comisión, de tal manera de poder hacer las indicaciones que permitieran abordar el proyecto y discutirlo en Sala. Eso es lo que se acordó de manera unánime por parte de todos los comités, así que se va a derivar a la comisión de Constitución del Senado’.

De esta forma, el proyecto no se votó en su idea de legislar en Sala al ser remitido a su trámite en particular en comisión. No obstante, cuando vuelva al hemiciclo, entonces será votado en general y en particular. Para que prospere la iniciativa, casi la totalidad de su articulado debe ser aprobado con quorum calificado (22 votos), mientras que los artículos 4°, en su inciso primero, y 5° tienen el carácter de normas orgánicas constitucionales al vincularse con materias relativas a la organización y atribuciones de tribunales, por lo que requieren para su aprobación del voto favorable de los 4/7 (25) de los senadores en ejercicio.

Ante el retorno el proyecto a Constitución, su presidente, Pedro Araya (ind.), planteó estar ‘conscientes de que el proyecto de indulto tiene una mala factura técnica, pero ese no puede ser un argumento para que la Sala del Senado dilate la discusión de este proyecto. Voy a pedir que si el proyecto se remite a la comisión de Constitución para discusión en particular, se fije un plazo prudente para formular indicaciones y que una vez que la comisión de Constitución lo despache en general y particular a la Sala del Senado le dé el mismo tratamiento y no tenga que volver a comisión a un segundo informe, de forma tal de no seguir dilatando el trámite del proyecto de indulto’.

En las comisiones de DD.HH., Seguridad y de Constitución, el proyecto se tramitó con la participación de parientes de los detenidos, representantes de la sociedad civil y expertos, quienes dieron cuenta de la improcedencia de un indulto en estos casos, el que borra la pena, pero los involucrados no han sido sentenciados, por lo que se estima convendría rehacer el texto por una amnistía, la que borra el delito.

En lo que no hay acuerdo es en el universo de eventuales beneficiarios. Los familiares los fijaron en 806, mientras que la fiscalía, tras un cruce de datos, redujo la cifra a 53 personas.