Indignación y silencio por revelación de convencional Rodrigo Rojas Vade

El Mercurio de Valparaíso, 6 de septiembre 2021

Parlamentarios oficialistas pidieron su renuncia al ente, tras confesar que no tenía cáncer. En el Frente Amplio esperan que sea la Convención la que resuelva posibles sanciones.

Indignación, silencio, necesidad de investigación y exigencias de responsabilidades fueron parte de las distintas reacciones que generó en personeros de la política regional la confesión del convencional constituyente Rodrigo Rojas Vade.

El exintegrante de la Lista del Pueblo, en una entrevista con La Tercera, reconoció que nunca tuvo cáncer, enfermedad que aseguró padecer desde 2017 y por la cual habría contraído una infinidad de deudas, convirtiéndose en un luchador que exponía las desigualdades del sistema de salud. Con ese renombre dentro del estallido social de octubre de 2019, fue electo como convencional constituyente y se convirtió en uno de los vicepresidentes de la instancia, hasta su renuncia presentada ayer por la tarde.

PIDEN RENUNCIAS

Al respecto, el diputado Andrés Celis (RN) señaló que “la Lista del Pueblo surgió con idea romántica de representación popular ante una política desprestigiada. Hoy nos encontramos con un nuevo engaño, un constituyente que usó sin pudor tina enfermedad que mata a cielitos de chilenos al año, con fines políticos.

Lo mínimo es la expulsión inmediata de la Convención”. Un juicio similar entregó su par Osvaldo Urrutia (UDI). “Lo que conocimos del constituyente Rojas es simplemente inaceptable y demuestra lo más profundo de la miseria humana el ser capaz de inventar el padecimiento de una enfermedad para lograr ganar tina elección. Y peor aún es la capacidad que tienen muchas personas cercanas alas Lista del Pueblo y el Frente Amplio para avalar y justificar esta situación”, sostuvo, pidiendo también la renuncia de Rojas Vade al ente.

LA FE PÚBLICA

El senador Juan Ignacio Latorre (RD) calificó como “lamentable y grave, desde un punto de vista ético”, el relato construido por Rojas Vade “a partir de una mentira de largo tiempo”. “Esto afecta la fe pública, la confianza pública en un proyecto político, transformador como el que él representa”, continuó, enfatizando en que es la Convención la que debe fijar posibles sanciones. Acto seguido, Latorre planteó que “en una reflexión más de fondo, esto tiene que ver también con una cierta cultura de la impunidad que se instaló en nuestro país, sobre todo con personajes públicos, poderosos, del mundo político y empresarial, que se les pillaron en mentiras, corruptelas y, finalmente, no quedó en nada, siguen en sus cargos”.

La diputada Camila Flores (RN) espera que Rojas Vade “renuncie a la Convención Constitucional. No podemos permitir que se juegue de esta manera con la fe pública, son capaces de revivir a notarios, de mentir respecto a una enfermedad tan grave como el cáncer. La Lista del Pueblo no nos deja de sorprender”. El senador Kenneth Pugh (RN) estimó que “éste es un insulto a todas las familias que nos ha tocado enfrentar un caso doloroso de cáncer. Tenemos que preguntarnos como sociedad si queremos que personas como él redacten la nueva Constitución”.

“HA SIDO UNA DECEPCIÓN”

En los convencionales de la región hubo distintas posturas. Para Ruggero Cozzi (RN), “la Lista del Pueblo han sido una decepción tras Otra. Esto solo confirma que nadie puede hacer política desde la superioridad moral”. Su par Jorge Arancibia (Ind.- Vamos por Chile) puntualizó que “él postuló legítimamente a un cargo por el voto popular, hay gente que lo vio, le creyó, le gustó y votó por él. Eso es lo importante al final de cuentas”.

El constituyente añadió que “si el hecho de que la gente pensara que esta persona, por la enfermedad y el esfuerzo personal que estaba haciendo lo hacia particularmente válido, si bien no es éticamente destacable, estaba dentro de las posibilidades de presentarse a la elección de una persona. No me gusta el hecho, es éticamente cuestionable, pero está dentro de las reglas del juego”. Para la convencional María José Oyarzún (RD), “es muy importante actuar con transparencia y de cara al pueblo de Chile. Existe un Comité de Ética que, sin duda, deberá pronunciarse frente a esta particular situación. Sin embargo, este caso enciende las alertas y nos obliga a pensar en mecanismos que eviten estas situaciones en el futuro”.

La representante del Distrito 7 añadió: “Espero que la gente sepa diferenciar este caso puntual y no caiga en el juego de quienes quieren el fracaso de la Convención Constitucional”. En tanto, los representantes que pertenecieron a la Lista de Pueblo prefirieron guardar silencio ante la situación de Rojas Vade al ser contactados por este Diario. En el caso de Jaime Bassa (Apruebo Dignidad), primer vicepresidente de la mesa de la Convención, su equipo informó que él espera recabar más antecedentes antes de emitir una opinión. Esto va de la mano con la declaración que entregó la mesa ejecutiva, en la que aceptó la renuncia de Rojas Vade a la vicepresidencia adjunta.