Presidente de la Comisión de DD.HH. del Senado emplaza al ministro Larraín por caso de Celestino Córdova: “Es urgente abrir un diálogo directo sin intermediarios”

El Mostrador, 18 de julio 2020

El senador por Valparaíso, Juan Ignacio Latorre (RD) aseguró que el líder espiritual, pese a estar internado en el al Hospital Intercultural de Nueva Imperial, “sigue estando muy convencido de continuar la huelga de hambre e incluso de pasar a una huelga seca”. A su juicio, las autoridades de Gobierno deben acceder a sus peticiones, argumentando que “es muy sensato lo que piden los comuneros de sentarse en una mesa de trabajo, diálogo y negociación con el ministro”.

Como presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta, el senador por Valparaíso, Juan Ignacio Latorre (RD) ha seguido de cerca el caso del machi Celestino Córdova, quien fue trasladado hasta el Hospital Intercultural de Nueva Imperial tras presentar problemas de salud derivados de sus más de 70 días de huelga de hambre.

Latorre asegura que ha estado en comunicación prácticamente diaria con los voceros de los presos mapuche, “no solo del machi que está en Temuco, sino que también con los de Angol”. “Ayer (el jueves) me comuniqué con la vocera y me envió la información, la doctora médica que también es mapuche de confianza del machi que lo vio en el Hospital de Nueva Imperial, él estaba consciente y obviamente estaba de acuerdo con su traslado porque lo podía ver un médico de confianza, un especialista que lo ha visto en otras ocasiones”, cuenta.

En cuanto a la salud del líder espiritual, el parlamentario sostuvo que “él está muy grave en términos de salud, hay un deterioro importante, pero sigue estando muy convencido de continuar la huelga e incluso de pasar a una huelga seca. Esto ya es de 75 días y muy serio”.

“Recordemos que el machi ya estuvo en huelga de hambre durante 110 días, por lo que su decisión es permanecer y lo mismo los otros comuneros de Angol, los cuales están en prisión preventiva, ni siquiera están condenados y están pidiendo lo mismo que han pedido muchas de otras personas privadas de libertad, que es volver a sus casas con arresto domiciliario”, añade.

“Lo importante es la disposición al diálogo por parte del Gobierno y también particularmente por parte del ministro de Justicia, Hernán Larraín”, remarcó.

“Esta es una cuestión política”

En este marco, el senador es enfático en que se necesita de manera “urgente” una mesa de trabajo, negociación y diálogo entre los comuneros acusados por el caso Luchsinger-Mackay y el ministro de Justicia Hernán Larraín, sin intermediarios.

“Acá lo que piden ellos es un canal de diálogo directo, al más alto nivel político y con el ministerio, donde esté sentado el ministro de Justicia, Hernán Larraín. Sin embargo, el ministro de Justicia no quiere eso y los deriva a Gendarmería”, manifestó.

Latorre sostiene que “la verdad es que esta es una cuestión política, este es un problema político que se enmarca en una relación conflictiva de Estado de Chile con el pueblo Mapuche, por lo que a mí me parece muy sensato lo que piden los comuneros de sentarse en una mesa de trabajo, diálogo y negociación que ellos piden con el ministro y él podrá ir con quien estime conveniente. Si quiere ir con Gendarmería o con otra gente que lo haga”, plantea el senador por Valparaíso.

Asimismo, es enfático en manifestar que “abrir ese diálogo directo sin intermediarios” es urgente, para “darle una respuesta a esta demanda de la huelga de hambre que recordemos no es primera vez, ya que en otros gobiernos también ha habido distintas huelgas de hambre en la que se buscan estos espacios de diálogo, instancias en las que nosotros como comisión estamos activando gestiones con el senador (Francisco) Huenchumilla, el senador (Alejandro) Navarro y la senadora (Adriana) Muñoz, entre otros”.

El machi fue trasladado hasta el Hospital de Nueva Imperial por Gendarmería desde la cárcel de Temuco; el penal donde cumple una condena de 18 años, como el único imputado por el caso Luchsinger-Mackay.

Además, según el último informe médico entregado por Leonor Olate, doctora de confianza de Córdova, la autoridad ancestral se encuentra en un estado permanente de riesgo cardiovascular, tiene taquicardia, riesgo de falla renal, un sangrado interno y alteraciones neurológicas.