Senador Juan Ignacio Latorre y diversas personalidades solicitan a Ministra Cecilia Pérez poner fin al cuoteo político en directorio de TVN

El escrito exige poner fin al cuoteo de partidos en el nombramiento de directores del canal estatal y que estos sean representantes de la diversidad cultural y social del país.

La carta es apoyada por Beatriz Sánchez, sindicato nº3 de TVN, Carlos Gajardo, SIDARTE, senador Alejandro Guillier, parlamentarios FA, entre otros.

El senador Juan Ignacio Latorre junto a diversas personalidades, agrupaciones y gremios del ámbito de la comunicación hicieron llegar una carta a la Ministra Cecilia Pérez solicitando terminar con el cuoteo político en el pronto nombramiento de nuevos integrantes del directorio de Televisión Nacional de Chile y velar por un proyecto de Televisión Pública.

La carta, que además es suscrita por más de 30 personalidades entre las que destacan Beatríz Sánchez, sindicado nº3 de TVN, Carlos Gajardo, Sidarte, Luis Mesina y parlamentarios y parlamentarios del Frente Amplio, se refiere al actual sistema que ha operado para la elección de miembros del directorio de TVN señalando que “de los 6 miembros ratificados por el Congreso, éstos deben repartirse por partes iguales entre los dos grandes bloques, llegando al extremo que hay ciertos escaños que se reconocen como propiedad de ciertos partidos.

En esta línea, los y las firmantes solicitan terminar con el “cuoteo” y tener un directorio “que tenga competencias que sean un aporte al canal y donde estén presentes distintas visiones tales como las que pueden aportar las Regiones, los pueblos originarios, los trabajadores de los medios de comunicación y donde más allá de la procedencia política, considerando las capacidades técnicas, la trayectoria, y la experiencia en televisión o medios de comunicación en general, que pueda aportar el director nominado para el cargo”.

Al respecto, el senador Juan Ignacio Latorre criticó la actual fórmula de nombramiento y que para el caso de TVN, es la televisión pública la que está en juego:

“Hemos sido críticos del binominalismo que se ha utilizado en los nombramientos por parte del Ejecutivo siendo básicamente el resultado de un cuoteo político y de una “cocina” a puertas cerradas. Nuevamente la televisión pública está en juego. Necesitamos contar con personas a la altura de tal desafío, donde prime una misión de servicio público, de contenidos diversos que apunten a ser lo más representativos para nuestra sociedad, propiciando el debate democrático y contenidos que velen por la tolerancia. Estos son justamente los intereses que no se pueden subordinar a objetivos comerciales”.

Beatriz Sánchez, ex candidata presidencial del FA, enfatizó: “No queremos un cuoteo que nos incluya, queremos el fin de los cuoteos. Queremos que los directores de TVN sepan de televisión y respondan a la ciudadanía, no a las cúpulas de los partidos. Los que queremos más y mejor tv pública buscamos que su directorio refleje a la sociedad en su diversidad de miradas y no solo por su pertenencia política”.

En la misma línea, Rodrigo Echecopar, presidente de Revolución Democrática manifestó: “Hoy en día los cupos del directorio de TVN están asegurados para unos pocos partidos políticos, amarrados a la misma lógica del binominal del pasado. El Chile del Siglo XXI, que requiere una televisión pública que piense el futuro, debe abrirse a dialogar con la ciudadanía y organizaciones sociales del mundo de los medios y comunicaciones”.

Por su parte, Ignacio Achurra, presidente del Sindicato de Actores y Actrices de Chile (SIDARTE) hizo hincapié en la importancia de la televisión pública y que “TVN es un campo laboral relevante para nuestros socios y socias pero además un espacio de desarrollo y difusión de la cultura. Creemos que llegó el momento de dar la discusión en torno a su administración su objetivo y su mecanismo de financiamiento público”.

La misiva se encuentra disponible en versión digital a través de “change.org” disponible para que quien estime pueda adherir. Ver link

El oficio con los nombres de candidatos del ejecutivo se hizo llegar el pasado martes a la Comisión de Educación y Cultura del Senado, por lo que a contar de esa fecha se tienen 30 días de urgencia para su revisión y posterior votación en sala.