Ponle Roja al TC: La campaña ciudadana contra el control preventivo del Tribunal Constitucional

Diputados de Revolución Democrática y el Frente Amplio, junto a organizaciones sociales llamaron a “ponerle tarjeta roja” al TC ante las decisiones que ha tomado sobre políticas públicas ya ha aprobadas democráticamente en el Congreso.

La campaña aterriza los problemas cotidianos que provocan las decisiones de la llamada “tercera cámara” y apunta a movilizar a la ciudadanía para dejar off side al TC.

En el frontis del Tribunal Constitucional (TC), con tarjetas rojas y pitos, representantes de diversas organizaciones sociales como el Colegio de Profesores, Confech, Asamblea Feminista del Frente Amplio y Conadecus (Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile) junto a parlamentarios de Revolución Democrática se reunieron esta mañana para manifestarse en contra del control preventivo del TC.

En la antesala de la publicación del fallo sobre la Ley de Educación Superior, donde el órgano declaró inconstitucional el artículo 63 de dicha legislación, permitiendo que controladores de instituciones de educación superior puedan tener fines de lucro, dirigentes y parlamentarios llamaron a poner entre las prioridades del gobierno una reforma a la Constitución y al actuar del Tribunal Constitucional.

En la actividad, los parlamentarios entregaron afiches detallando los últimos goles ciudadanos anulados por los recientes fallos del TC y de qué manera esto último afecta directamente en el diario vivir de las personas, como es el caso de la reducción de facultades del SERNAC para sancionar a empresas y proteger aún más a los consumidores o bien en el caso del proyecto de Ley de Aborto de tres causales, el famoso reglamento de objeción de conciencia el cual  limita a las mujeres de acceder a este derecho ganado.

Al respecto, el senador Juan Ignacio Latorre se refirió a cómo en los últimos fallos el TC se ha excedido en sus atribuciones pasando por alto las deliberaciones democráticas que se han dado en estos casos:

“El TC excede en sus atribuciones al pasar por encima del parlamento y por el debate democrático, deliberativo que muchas de estas personas han dado con los años y que el parlamento ha ido zanjando con mucha dificultad. Sin embargo, el TC, en una decisión entre cuatro paredes y siendo un grupo de personas designadas a dedo no electas democráticamente, pasa por encima del Congreso y la ciudadanía”.

Además, recordó la figura del TC como “una de las instituciones creadas en Dictadura para cargar la cancha hacia el lado de los intereses económicos y empresariales de la actual constitución neoliberal que todavía nos rige. Por eso le venimos a poner tarjeta roja, y a reafirmar la importancia de tener una Nueva Constitución creada en democracia para el Siglo XXI mediante Asamblea Constituyente”.

En tanto, el diputado Giorgio Jackson llamó al gobierno a tomar este tema y respondió al ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien señaló el pasado domingo en la prensa que las reformas mayores no eran prioridad para el gobierno y que el Ejecutivo sólo estaría abocado a los “problemas de la gente”.

“Hoy venimos a ponerle tarjeta roja, a llamar a la ciudadanía a que le ponga tarjeta roja, porque son precisamente los problemas cotidianos que viven las personas lo que el Tribunal Constitucional está afectando”, dijo el diputado de RD, dando como ejemplos los fallos en torno a la Ley que regula el Sernac o la del Aborto en tres causales.

Por su parte, Mario Aguilera, presidente del Colegio de Profesores explicó que “cuando los órganos democráticamente electo, por soberanía popular, han legislado determinadas leyes, después esto se anule por secretaría es como conseguir un gol legítimo, con todas las de la ley, con buen juego y que posteriormente en una reunión de la ANFP anularan el gol y el partido cambiara de resultado”.

Otra de las organizaciones que participó de la iniciativa fue la Confederación de Estudiantes de Chile. “Hoy día hemos venido al TC a sacarle la tarjeta roja, a decirles de alguna manera que no, de alguna manera, que no son un actor válido, que son expulsados del debate que queremos tener, y hoy el llamado es a que las instituciones ojalá se puedan poner al lado de la ciudadanía y dejen de estar del lado de los poderosos, de los empresarios y de quienes no quieren que las cosas cambien”, señaló Rodrigo Rivera, vocero Confech.

A su vez, la también vocera Confech, Sandra Beltrami, explicó que “consideramos que el Tribunal Constitucional está causando un grave daño a la democracia chilena. En relación a lo que sucede en Educación, lo decimos claramente: el pasar por arriba de la legislación, diputados y senadores, quienes son los que realmente tienen que legislar, ha producido un daño a las familias chilenas”.

Finalmente, la representante de la Asamblea Feminista del Frente Amplio, Verónica Ávila, se refirió al fallo sobre la Ley de Aborto en tres causales diciendo que “la objeción de conciencia institucional – que no sabemos cuál es porque eso es de los seres humanos, de las personas- lo que hace es negarle en el hecho a mujeres que hoy día necesitan abortar. No es un capricho, no es un deporte como se ha dicho, necesitamos hacerlo. Hay mujeres en este país, en muchas comunas y en muchos lugares, donde la ley de Aborto en tres causales parece no existir gracias al fallo del TC”.